¿De qué sirve aplaudir?

Cuando veo las imágenes que este domingo 26 de marzo del 2020 en las ciudades de España se han desparramado por las rrss me asusto. Como todos supongo. O quizás no todos, qué presuntuosa yo, porque todas esas personas que hemos visto… no parecen estar asustadas.

Pero, ¿qué nos pasa? Y digo nos, porque yo también soy española. Y me siento decepcionada. Decepcionada y asustada.

Dada mi conexión con Alemania y que ahora vivo en Chile, me ha tocado estar pendiente de las noticias de los tres países. La política la odio, nos engañan como quieren y me parece demasiado aborrecible como para dedicarle mi tiempo. Pero últimamente los he escuchado a todos.

Desde mi punto de vista, tal cuál iban yendo las cosas en España estábamos ya bastante preocupados y yo veía que en Alemania todavía reinaba la calma. No había prohibiciones y la población seguía haciendo aún su vida normal. En Chile íbamos por detrás, o eso decían, porque a día de hoy en este país no siento que estemos tan tan mal en lo que a la pandemia se refiere. En la comuna en la que vivo (que no es más que una zona de la ciudad) desde hace ya unas dos semanas se levantaron las prohibiciones de cuarentena total y, aunque era peor salir con un permiso a comprar y que potencialmente un militar te lo pidiera, no he visto tales aglomeraciones el día en el que aquí se dio la misma situación.

Las comparaciones son odiosas y no deberíamos hacerlas. Pero es que sigo pensando que en España nos debemos estar mirando aún demasiado el ombligo. La conciencia individual casi ha desaparecido. Los políticos lo harán muy mal y habrá una crisis política más allá de la propia generada por la pandemia, vale. ¿¿¿Pero y lo de hoy??? No he visto cosa igual. ¿No ven esas personas que mediante esos contactos desprotegidos ponen en peligro a sus propios hijos? ¿De qué sirve aplaudir? Cómo lo hace el vecino, yo también lo hago. Cómo el vecino sale y habla conmigo a dos palmos pues yo también lo hago con el siguiente vecino. Parece que los españoles no hemos entendido nada. Qué barbaridad. Qué vergüenza. Qué tristeza.

La incertidumbre de cuánto durará esto… Me apesadumbra.

¿Cuándo podré viajar de nuevo a Europa?

Espero que mañana cuando me levante, las 6 horas de diferencia con mi tierra me devuelvan alguna novedad que consiga apaciguar mis miedos y mi decepción.

Quizás las imágenes vistas no representen la veracidad de lo ocurrido en España en este día. Quizás no sean representativas de la población española. Y sólo quizás.

Fluir de cambios y conciencia individual

Estos días de pandemia que estamos viviendo a nivel mundial he tratado de sentarme a escribir en varias ocasiones, pero no he conseguido darle al botón de “publicar”. Dejé el mismo post que empecé, abierto, tratando de acabarlo o de arreglarlo sin llegar a una conclusión. Cada día que lo intentaba veía cómo mi perspectiva sobre lo que pretendía criticar cambiaba, casi tan rápidamente como las noticias.

Ahora bien, este dichoso virus está por conocer, como todos sabemos, y prácticamente ningún país estaba preparado para enfrentarse a esta situación. Es todo nuevo y desconocido. Por eso mismo, se están produciendo estos cambios constantes en la información y por ende, en las medidas a llevar a cabo. Sinceramente digo que no entiendo el desconcierto generalizado o la molestia que genera este fluir de cambios. Si cada día sabemos un poquito más, deberíamos celebrarlo.

Si hay algo en lo que siento, veo y creo que seguimos fallando es en la conciencia individual de cada uno. Y me explico, y esto es lo que me trae de cabeza desde el principio de la cuarentena.
Aunque sabemos que no deberíamos hacer una serie de cosas, como son los desplazamientos innecesarios, o las reuniones de personas o, claro-y-en-botella, el no no quedarnos en casa, seguimos buscando esa laguna jurídica que nos permita hacer lo que a nosotros en el fondo más nos de la gana. Así es, ¿o no?.

Esto me disgusta, me entristece y me enfada. Y me quedo sin más que decir, porque aunque ahora intentara defender algunas posturas volvería a dejar este post sin terminar.

Allá cada uno con su conciencia.

Mi truco para beber agua 💧

Desde hace algunos meses he encontrado la solución a mis problemas en lo que a mi consumo de agua se refiere.

Dos herramientas que me están salvando la vida y de las que no me gustaría prescindir:

  • Mi botella de agua:

Es de la marca “lifefactorie” en concreto, la opción que viene con pajita.

  • La aplicación “Plant Nanny“:

img_1477

Esta aplicación calcula la cantidad de agua que, según tu peso, deberías beber diariamente.

El procedimiento es coser y cantar.

Bebo, me olvido, recibo un recordatorio, vuelvo a beber, relleno mi botella, me vuelvo a olvidar…

Y así consigo beber mis 2L diarios 💪🏻

Comienza mi día con un gran vaso de agua con limón 🍋 (aprox. 0,5L) así que le doy los buenos días a mi planta con el primer chute de agua (utilizando la opción de la botella más grande que la aplicación ofrece, que son 0,45L).

La opción que más utilizo es la de esta botella grande, porque así aunque me falte medio litro, bien es cierto que no contabilizo el café, zumos, infusiones, frutas o verduras. Cómo sabemos tienen un gran contenido en agua.

La intención de usar esta aplicación para mi no se trata de contabilizar exactamente la cantidad de agua, sino el hecho de beber de manera constante y de acercarme mucho a la cantidad que se que mi cuerpo necesita.

No olvidemos que dependiendo de la temperatura, el sudor, nuestros riñones… Así como si estuviéramos atravesando un proceso tipo diarrea… Nuestro cuerpo va a necesitar más o menos agua. Tu cuerpo te lo va a hacer saber.

La Naturaleza es sabia, don’t forget.

Las plantas de esta aplicación van pasando por hasta 4 niveles por los que van cambiando, hasta alcanzar su máximo crecimiento. Una vez alcanzado el último nivel, puedes colocarlas en un jardín en las que ellas ya son felices y te van regalando semillas. Con estas semillas puedes ir comprando otras plantas.

Me parecen muy originales. Cada una hace un pequeño sonido diferente, así como pequeños gestos y movimientos. Me resultan agradables a la vista. Me mantienen motivada a seguir bebiendo y además, no me parece que me roben mucho tiempo.

Cierto es que, hay un poco de publicidad, pero tampoco me molesta.

Estas son algunas de las plantas que tengo en mi jardín particular:

img_1479

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ojalá y que mi truco pueda servirle a alguien de ayuda, ya que llevo mucho tiempo tratando de beber más agua, y desde hace un tiempo me siento mucho mejor con esta “Rutina de agua” que sigo.

¡Saluditos!

Humo amarillo

Ese polvo que disipado en la humedad del ambiente deja entrever lo turbio de estos días atrofiados…

Paciencia

Virtud o actitud.

Nunca me he considerado paciente…

¿Cómo se aprende a serlo? ¿Se nace ya con este don adquirido?

Yo pienso que la mayoría de nuestros comportamientos no solamente están condicionados por nuestra genética, por nuestra actitud o por nuestra educación… Sino también por nuestras ideas, las que escuchamos en la radio, las que comentamos en el trabajo, las de otros… Por nuestras hormonas… Por lo que comemos… Y por otras muchas variables, como bien es sabido.

Ahora bien, ser paciente… El tiempo es relativo. A veces nos da la sensación de que se escurre entre nuestros dedos y otras parece mantenerse estático y no dejarnos avanzar.

Por ahora, espero… armada de paciencia, a que la primaveray mi alergia se disipen… Estoy convencida de que después mi mente podrá volver a pensar con más nitidez y resolución.

P. D.: ¿Alguien más ve el bichito que se ha colado en la foto?

(Nota mental: no limpiar nada expuesto al aire libre mientras que haya polvo amarillo volando)

#nofilter

🤧

La vitamina D y otras preocupaciones vitales

addiction-antibiotic-capsules-159211Me apetecía dedicar mi tiempo a hablar sobre esta vitamina, ya que desde hace varias semanas he dedicado mis pensamientos a pensar en ella. También llamada colecalciferol.

Todo empezó cuando llegó a mis oídos que una persona joven, mujer, debía tomar una dosis de vit. D mucho mayor de lo que, a mi parecer, es recomendable. Para ser más exactos su médico le recomendó tomar 10 cápsulas de 20.000 UI (Unidades Internacionales) de una vez, como dosis de choque, para tratar el déficit que se le había detectado en un análisis de sangre.

Yo no soy médico, soy enfermera. Y me dedico activamente a mi profesión. Depende de en qué ámbito una se mueva, está más en contacto con unas cosas o otras. Con esto quiero decir, que yo nunca había oído de esta dosis antes… Así que lo que hice fue investigar.

Resulta que buscando encontré un poco de todo. Un opuesto fue un señor médico alemán que hablaba de lo necesario que es tomar esta vitamina casi que a diario, de todo lo que su déficit causa… desde cansancio, resfriados y dolencias típicas del invierno, así como subir de peso… Y había escrito un libro respecto a esto.

El otro extremo fue pues, que solamente necesitan un aporte extra de esta vitamina las personas que ya tienen problemas con sus huesos. Como es sabido, esta vitamina es responsable de la formación del calcio. Es por eso, que también se venden preparados farmacológicos con ambos principios activos en una misma pastilla. La osteoporosis es la causa más común.

Hablar de vitamina D en primavera ya no es un tema tan relevante, ya que el sol brilla más horas en nuestras caritas. Pero, ¿habías oído antes, que la vitamina D no se absorbe si llevamos protección solar? Uau, ¿y ahora qué? O sea que echándome crema en invierno en la cara no absorbo esta vitamina… Pues vaya.

Con todas estas informaciones pregunté también a mi entorno médico y después de varias opiniones más del tipo: sólo cuando ya tengas los huesos porosos te daremos un suplemento que sino te da una hipervitaminosis… Acabé por casi convencerme a mi misma de que yo, española que vive en Alemania, un país donde el sol brilla por su ausencia de noviembre a … febrero, casi, necesitaba tomar también unos de estos.

Después de todo el rollo que soltao, un buen día un amigo médico también mucho más joven que los que había preguntado me dijo: tú no necesitas tomar ningún suplemento porque eres joven y las personas jóvenes la producen por sí mismas.

Y ya ahí fue cuando dije… wtf!?

Ahora he de añadir, que este tema ya no me quita el sueño, sin embargo, me gustaría averiguar qué hay de verdad en lo que hoy aquí he contado. Y, ¿quién sabe? Dicen que la yema del huevo también contiene esta vitamina, pero, ¿a cuántas UI equivaldría la yema de un huevo? Esta y otras preguntas, las iré respondiendo según las vaya averiguando.

P. D.: se admiten sugerencias, opiniones, experiencias  e informaciones al respecto.

🙂

Curioso: http://www.elchiguirebipolar.net/04-04-2018/gobierno-garantiza-pleno-abastecimiento-de-vitamina-d-a-enfermos-que-protestan-bajo-el-sol/